SIENTATE BIEN PARA SENTIRTE MEJOR

 

Las angulaciones que se definan de la extensión de cadera, rodilla y tobillo vienen muy determinadas por la posición de la pelvis respecto de los pies; la altura y retroceso del sillín forman parte de los pilares de la Biomecánica final resultante. Por lo tanto, también será de vital importancia saber cómo nos sentamos sobre el sillín. Casi siempre existe la opción de “escoger” dónde y cómo nos sentamos. Las angulaciones de tobillo, rodilla y cadera, así como la eficiencia de la emisión de la fuerza a los pedales dependerá en gran medida de la estabilidad y punto de apoyo pelvis-sillín.

Recoger datos para evaluar el lugar de apoyo sobre el sillín puede resultar determinante para comprender y estudiar la dinámica del ciclista. el punto de paoyo isquiático no está expuesto a la vista y además es muy necesario poder cuantificar el “confort en el sillín” dado un determinado ciclista. El “confort” es muy subjetivo.

Así, podemos estudiar a fondo las presiones resultantes en el sillín desde tres perspectivas;

Plano transversal;

 

 

cof

 

Se observa desde esta toma cómo quedan distribuidas las presiones sobre el sillín visto el ciclista desde encima. La vista desde este plano nos permite recoger datos sobre la cantidad de presión máxima y dónde se encuentra, el comportamiento dinámico del centro máximo de presiones y sus fluctuaciones, la cantidad de área utilizada en la superficie de apoyo, anteriorizaciones de una cadera respecto de la otra,  capacidad que tenga el ciclista de angular la pelvis (pelvis tilt).

 

Plano sagital;

 

cof

 

 

Desde esta perspectiva evaluamos la interacción anterior-posterior sobre el sillín. Qué proporción de presión reposa en la parte anterior del sillín y cuanta en la cara posterior.

 

Plano posterior;

cof

Desde esta perspectiva evaluamos la proporción de presión en la interacción lateral-medial con el sillín. De aquí sacamos conclusiones sobre caídas hacia un costado de la pelvis.

 

Para conseguir un análisis completo del ciclista deberemos de relacionar el mapeado de presiones con las angulaciones cinemáticas. Obviamente, según quede dispuesta la pelvis respecto de la bicicleta se definirán unas angulaciones u otras en cadera, rodilla y talón.

Por lo tanto, y a modo de ejemplo la “altura de sillín” no depende únicamente de la cantidad de cm que haya de distancia entre el sillín y el eje del pedalier, igual que el “retroceso” no depende únicamente de la distancia horizontal de la punta del sillín al eje del pedalier.   A parte, deberemos de analizar el lugar de apoyo de la pelvis sobre el sillín y su comportamiento dinámico para comprender asimetrías cinemáticas y extraer conclusiones, explicaciones sobre ineficiencia, comportamientos compensatorios residuales, incomodidad o lesiones.

 

 

 

 

 

 

 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *

Podeu fer servir aquestes etiquetes i atributs HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>