Cyclist Lab Inside : El caso clínico de Marcel Zamora

Recibir la confianza para responsabilizarse de la Biomecánica de un triatleta profesional es un halago para nuestro trabajo. Pero esa misma responsabilidad y halago nunca puede cegar el criterio biomecánico que necesita recibir el ciclista.

Partiendo de la base de que los conflictos técnicos biomecánicos que se plantean en un triatleta profesional no difieren en casi nada de los conflictos que se plantean en un ciclista aficionado, durante el último año, hemos estado buscando (y encontrando..) el equilibrio biomecánico idóneo para salvar ciertas incomodidades e ineficiencias que surgen fruto del desgaste acumulado y las compensaciones propioceptivas inevitables propias de la práctica deportiva.

Obviamente, la asociación de cadenas musculares en el ciclo de la pedalada varían según posicionemos al ciclista. Aplicando el criterio biomecánico adecuado conseguimos compensar a Marcel para protegerle de las sobrecargas en diferentes zonas. Con el fin de evitar la perpetuación de los problemas, para 2014 decidimos colocar el sillín un poco más bajo  liberando la flexión del pie y un retroceso también contenido para proteger isquiotibiales con el fin de optimizar la transición a la carrera a pie. Disfrutando de una Biomecánica del tren inferior distinta (más recogida, menos recorrido de palanca, con necesidad de menor compensación propioceptiva al existir menos tensión muscular, y con buen apoyo en el sillín), hemos conseguido flexar más el tronco (mejora aerodinámica) sin sufrir tensiones en lumbares o cervicales y reeducando levemente la postura de la pelvis y el gesto técnico.

Obviamente, nos sentimos muy satisfechos con el resultado, y nos sacamos el sombrero ante la leyenda viva de este deporte, enhorabona Marcel y gràcies per la confiança!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *