El Kaiser Hermida en Cyclist Lab

Escuchar

Recibimos, muy halagados y asumiendo el reto con toda la responsabilidad, a Jose A. Hermida, una auténtica figura internacional, más de 16 temporadas en la élite mundial, uno de los deportistas españoles más destacados de las últimas décadas (www.hermidabike.com/web/?page_id=189&lang=es), un ídolo de masas que marca una época, y que a su vez, comparte las necesidades biomecánicas cotidianas; al fin y al cabo, continua siendo un ciclista (un ciclista de élite, en términos biomecánicos, difiere en poco o nada de un ciclista amateur) interaccionando con un sistema biomecánico simétrico y cerrado al estar anclado  en pies, pelvis y manos a su bicicleta, y que ejecuta un movimiento rotatorio y repetitivo alrededor de unas bielas conectadas entre sí que le desplazan hacia adelante. De carne y hueso, Cyclist Lab rules.

Argumentar

El biomecánico profesional debe de mantener siempre la perspectiva técnica del trabajo a realizar; todos los ciclistas buscan soluciones o mejoras biomecánicas al visitar Cyclist Lab. El mismo criterio biomecánico sitúa obligatoriamente al ciclista y sus necesidades en el centro de todo el proceso. Escuchar, y argumentar, el hilo conductor para tomar decisiones acertadas.

La Biomecánica analiza la interacción dinámica entre el ciclista y su bicicleta. A la hora de tomar decisiones, los objetivos y el rendimiento del deportista son un factor a tener en cuenta, pero no pueden alterar el orden jerárquico de la toma de decisiones. El hilo argumental biomecánico para estabilizar a un ciclista sobre su bicicleta se mantiene intacto independientemente del rendimiento final del ciclista. Conocidos los objetivos del ciclista, nuestra labor consiste en proponer soluciones que reduzcan el grado de compensación biomecánica residual exigida por el medio biomecánico cerrado para así optimizar la asociación de palancas, alinear la dinámica y garantizar una correcta función muscular durante el ciclo completo de la pedalada. Cumpliendo estas premisas, obviamente, el potencial se optimiza. Y esto sucede independientemente del nivel del ciclista.

A parte de una reestructuración del patrón necesaria, buscamos aligerar la carga de los flexores de cadera para augmentar la palanca primaria del fémur (activación de los cuádriceps). Por otro lado, de la mano de Enric Violan, unos leves retoques en el soporte plantar ayudarán a optimizar la función tranmisora del pié. Trabajamos a fondo la repartición de los pesos entre el sillín y el manillar intentando encontrar el equilibrio personalizado. Al igual que corriendo, a más velocidad, más adelantado se coloca el centro de masas. Con J. A. Hermida hemos agresivizado este aspecto; crucial para la alta competición.

El Kaiser Hermida

Durante la sesión, compartimos criterio y contrastamos opiniones con el podólogo Enric Violan. El interface pie-pedal es una fuente de estabilidad imprescindible para todo el ciclista. Para Cyclist Lab es un privilegio poder intercambiar opiniones y adquirir conocimientos interactuando con profesionales de tanta experiencia.

Gràcies Jose, gràcies Enric!!!